Aeropuertos de Estados Unidos prueban a un “asesino de drones”

Sí, parece el título de una película de ciencia ficción, sin embargo, la tecnología se vuelto nuestro día, a día, los robots están presente cada día más, con máquinas que hacen la limpieza, y por supuesto la llegada de los drones, que no son robot exactamente, sino, naves no tripuladas.

Tráfico excedido

La proliferación de los vehículos aéreos no tripulados está causando serias complicaciones en los aeropuertos estadounidenses, por lo cual la Administración Federal de Aviación (FAA), decidió no quedarse con los brazos cruzados. En conjunto con un grupo de empresas británicas están buscando desarrollar un rayo anti-dron capaz de detectar potenciales peligros aéreos en un radio de 10 kilómetros de distancia, esto según información de El Clarín.

 

Matando a los drones

El increíble funcionamiento de este servicio de defensa anti-vehículos no tripulados (AUSD), se activa con una cámara de visión térmica. Este mecanismo se acciona, una vez detectado el dron, enviando señales de alta potencia de radiofrecuencia hacia estos aparatos voladores. Esto les inhiben el contacto con el controlador, dejando de responderle a este. El tiempo de neutralización varía entre 8 a 15 segundos.

Para esta campaña de liquidación se sumaron tres empresas que trabajan en conjunto con el gobierno de los Estados Unidos para elaborar este rayo asesina-naves no tripuladas. Asimismo, se supo que, realmente quieren hacer un combo anti-drone, pues cuenta con un escaneo electrónico de seguimiento y la clasificación electro-óptico. Adicionalmente y por supuesto las bases para que la la chispa aniquiladora funcione.

Ya podremos decir con veracidad “y voló sobe mí y disparo con su “rasho” laser”.

Podrá parece una medida exagerada, pero lo cierto es que, según datos de la FAA, la administración recibe más de 100 informes por mes de pilotos que denuncian aviones no tripulados volando demasiado cerca de los aviones comerciales. O que puede causar accidentes y colisiones.

Por otro lado, Seguridad Nacional estadounidense, advirtió el año pasado que los terroristas podrían utilizar aviones no tripulados como armas.